Saltar al contenido

De tablas de madera, sin muebles y sin servicios básicos: así es la casa de miss Vietnam 2018

De tablas de madera, sin muebles y sin servicios básicos: así es la casa de miss Vietnam 2018

Aunque no fue la ganadora oficial del Miss Universo 2018, H’Hen Niê, representante oficial de Vietnam, logró alzarse con un título más importante luego de que terminó el certamen: la miss “robacorazones”.

Hace unas semanas atrás se llevó a cabo el concurso de belleza más importante del mundo en su edición 67. Como era de esperarse, las 94 candidatas que concursaron en el magno evento representaron dignamente a sus países. Sin embargo, solo podía haber una ganadora y la participante de Filipinas, Catriona Gray, logró hacerse con la corona luego de una reñida noche

 

De esta manera, la nueva Miss Universo 2018 tiene la gran responsabilidad de llevar sobre sus hombros los ideales y valores de esta prestigiosa organización por todo un año. No obstante, hubo una candidata que estuvo entre las 5 finalistas que ha estado haciéndose sentir más que la misma Catriona en los últimos días, de la misma manera que lo hizo Ariadna Gutierrez en 2016.

 

H’Hen Niê, Miss Vietnam, es una chica de 26 años que conmovió al mundo desde antes de comenzar el concurso cuando reveló su increíble historia de superación. Hija de padres campesinos, esta mujer vivió toda su niñez y adolescencia en una casa apartada del mundo y sin ningún tipo de lujos, en otras palabras, H’Hen Niê nunca había estado acostumbrada a la opulencia propia del Miss Universo. a las 7:01 PST

Dos días después del evento, Miss Filipinas quiso hacer un sentido homenaje a sus humildes orígenes con una publicación en su cuenta de Instagram que se volvió viral tan pronto la subió, dado que en la instantánea es posible ver a la concursante en su modesta casa natal junto a su madre. El pie de la fotografía fue el siguiente: “Amo este momento. Con mi madre en mi dulce hogar”

 

Como se puede ver en la imagen, el hogar de H’Hen Niê está hecho con unas cuantas tablas de madera y no cuenta con los servicios básicos. Además, según las palabras de la flamante finalista creció comiendo alimentos cocinados a la leña, sentada en el suelo y sin prácticamente ningún lujo en toda su vida.

 

De esta manera, se pudo comprobar que todo lo dicho por esta mujer durante el concurso era totalmente cierto y que en ningún momento quiso engañar al jurado con su historia. Por ello, la vietnamita se ganó el corazón de sus miles de seguidores y ha estado haciéndose sentir más que la misma ganadora del concurso en las últimas semanas. Nadie puede negar que entre esta chica y Angela Ponce se robaron el show en este Miss Universo.

 

Por último, H’Hen Niê explicó que pertenece a una etnia minoritaria de su país llamada Rode que tiene una lengua propia, distinta al vietnamita, y que dentro de sus costumbres está la obligación a contraer matrimonio a los 14 años. A pesar de esto, la modelo no aceptó estas tradiciones y prefirió trabajar arduamente como camarera en un café para costearse sus estudios en finanzas empresariales.

 

En definitiva, al escuchar una historia como esta lo único que se puede pensar es que nada es imposible en esta vida y que H’Hen Niê fue capaz de lograrlo, nosotros también.